Visitar Disneyland París
Visitar Disneyland París

Hoy vamos a hablar de un lugar fantástico, el reino de la fantasía, de la magia, de los cuentos, de princesas, donde los personajes cobran vida, me estoy refiriendo al parque de atracciones Disneyland París.

Un viaje de ensueño para los pequeños y no tan pequeños, tanto si eres aficionado a la factoría Disney como si no, si te apasionan las atracciones como si no, lo que no nos cabe duda que si vas estarás deseando repetir, no te va a dejar indiferente y va a ser un lugar que siempre tengas guardado en un rinconcito de tu memoria.

No se nos ocurre mejor manera y más divertida que pasar tiempo en familia, hacer planes juntos, dedicarse tiempo libre que no siempre tenemos, si encima de pasar tiempo juntos organizas una escapada para conocer un sitio nuevo ya es un plus y si ese sitio es Disneyland es ya la repera, desde este blog os voy a dar unos detalles para que vuestra visita por el emblemático parque francés sea una grata experiencia. La edad ideal para que los peques gocen de una experiencia única puede estar entre los 3 y 15 años.

Una vez decidido que vamos a visitar el parque, toca ponerse manos a la obra para organizar el viaje, aquí ya depende fundamentalmente del presupuesto que tengamos pensado gastar, si es verdad que ir a Disneyland no es barato, pero si me atrevo a decir que organizando con tiempo es apto para todos los bolsillos, se puede ahorrar mucho dinero en alojamientos y viaje con las promociones que sacan las agencias de viajes que suelen ser muy interesantes, sobre todo en temporada baja, si cuentas con un presupuesto más elevado o si te beneficias de una promoción, los hoteles dentro del parque son una delicia, si el hotel es uno de los siete hoteles Disney tendrás el privilegio de visitar algunas zonas del parque antes de que abra al público general, madrugar en Disney tiene premio, encontrarás abierto entre las 8h y las 10h gran parte de Fantasyland y algunas de las más famosas atracciones, y si el presupuesto es más ajustado no te preocupes te puedes alojar en algún hotel más alejado del parque y conseguirás un ahorro considerable siendo el hotel de calidad, muchos de estos hoteles fuera del parque incluyen traslados diarios al parque ya organizados.

Concretadas las fechas y alojamientos, toca la maleta, aquí lo más importante la COMODIDAD, hay que tener en cuenta que vamos a pasar gran cantidad de horas de pie, recorriendo distancias, un calzado cómodo es fundamental. La ropa mi consejo es llevar varias capas, tipo cebolla, el tiempo en París es muy cambiante, puede llover y hacer frio aunque sea pleno verano o hacer mucho calor aunque sea invierno, así que ir vestidos e ir poniendo y quitando capas según sean las condiciones del tiempo es la mejor opción, hoy en día las aplicaciones que predicen la información meteorológica son bastante fiables y te ofrecen una idea general del tiempo que vas a tener. Un imprescindible y a la vez divertido es el PONCHO CHUBASQUERO, no ocupa nada y si llueve te será de gran utilidad, las botas de agua también son una excelente opción de calzado en días lluviosos, sin olvidarnos de gorra de sol y crema solar.

Hay que dejar en la maleta un hueco para los DISFRACES, si es mágico visitar Disney aún lo es más vestido de tu personaje favorito, los más pequeños no cansarán de disfrazarse todo el día, recorrerán el parque como princesa o como pirata, si llevas más de un modelo harás sus sueños realidad, es más al ir disfrazado, hay numerosas atracciones, las que tienen Fasspast, quiere decir que si vas disfrazado del personaje de la atracción entras sin esperar cola, si vas vestido de Peter Pan entras sin cola en Peter Pan, si vas de pirata en Piratas del Caribe, etc. así que un motivo más para que los disfraces ocupen un lugar destacado de la maleta. Por cierto los disfraces en Disney son muy caros, si quieres darle una sorpresa a tu peque lleva el disfraz en la maleta.

Me parece muy interesante llevar de casa un libro de firmas que pueden hacer los propios peques (les hará mucha ilusión y pasareis un rato agradable de manualidades) para que los personajes Disney les dejen un recuerdo en forma de autógrafo o dedicatoria les encantará.

Una vez en el parque coger un plano y el programa de actividades con los horarios de los espectáculos y cabalgatas, toca disfrutar, dejarse llevar por la magia y el encanto de cada lugar, cada atracción tiene algo que la hace especial, el problema es que la magia puede desvanecerse y sobre todo con niños pequeños por las colas, si, hay que ir mentalizado y preparado que vamos a esperar muchooooo tiempo antes de disfrutar de la atracción, hay unos marcadores bastante fiables del tiempo de espera que os pueden ayudar a organizar la visita, para aliviar las colas tenemos los Fastpass, permite sacar accesos a atracciones a una hora determinada, sólo los hay en las atracciones más conocidas así que hay que aprovecharlos, hay que sacarlos lo antes posible, a partir de las 10 se puede acceder a las máquinas para sacar los fastpass, normalmente podremos sacar dos o tres al día ya que a medio día ya suelen estar cerrados y las horas agotadas. Hay otra cola la Single Rider que son colas más cortas pero tienen el inconveniente de sólo te dejan subirte de uno en uno, pudiendo a veces subir dos, este tipo de colas con un poco de experiencia les sacareis mucho partido. Mi recomendación es alternar colas cortas (en las que vamos a poder repetir atracción), colas largas, sacar el máximo provecho de las Fastpass y poner la guinda con las Single Rider, a partir de las 18:00 hay menos personas siendo las colas más fluidas.

Con niños pequeños fundamental cochecito, ellos descansarán y tu también, lo puedes llevar o alquilar allí mismo, los días son muy largos en Disney hay que organizarse y ver un espectáculo nocturno es muy recomendable, aunque solo sea uno os va a dejar maravillados.

No me voy a extender más hablando de las múltiples atracciones, de los maravillosos restaurantes, cenas o desayunos privados con personajes, eso lo dejo ya a vuestro gusto, disfrutar del viaje que aunque agotador es muy agradable y no me cabe duda que será un viaje inolvidable.

Escribe tu comentario

Inicio