Educar en igualdad
Educar en igualdad

Hoy queremos hacer hincapié en un tema que consideramos muy importante para combatir una lacra, que por desgracia está muy presente en nuestra sociedad, LA VIOLENCIA DE GENERO, consideramos que la única manera de vencer esta pesadilla es a través de la educación en la igualdad de género.

Los primeros que tenemos que cambiar el chip sobre este mal que tiñe nuestra sociedad somos los adultos, son nuestros prejuicios, estereotipos los que impiden que eduquemos a nuestros niños en igualdad de género, al nacer ya les estamos diferenciando, ¿Qué niña no va de rosa hasta las orejas? hablando de orejas ¿a qué niña no se le ponen pendientes al nacer? solo para que los distingan de los niños cuando van en el carrito. Nos afanamos en mostrar al mundo si es niño o niña ya que los recién nacidos físicamente son iguales, hay colores que son de niña o niño cuando deberían ser neutros, vemos escaparates de bebés con el rosa y el azul por todos lados, tenemos que abrir la mente, son bebés y no necesitan ni pendientes ni el rosa para ser niñas ni el azul para ser niños, si damos un paso en los colores ya habremos avanzado mucho.

A medida que esos bebés van creciendo, se sigue con la desigualdad, empezando por los juguetes, vemos los catálogos donde la zona de muñecas, carritos, cocinitas, sus páginas son en rosa y los mecanos, construcciones, superhéroes van en azul o verde, ya son los propios niños los que asocian el rosa para niña. Lamentablemente y dese hace poco tiempo son muchos los catálogos de juguetes que ponen un fondo de color rosa en vez de blanco para indicar que esos juguetes son para niñas. Hay que plantarse, somos las nuevas generaciones las que tenemos que ir poco a poco cambiando esto, porque un niño juegue con muñecas no es menos niño ni porque una niña juegue con coches es menos niña, son juguetes, juegos que les están ayudando a desarrollarse a crecer.

Somos los propios padres los que ya no compramos según que juguetes si es niño o niña, hay que evolucionar si queremos que los niños como marca la ley sean iguales, está más que demostrado que un niño que juega con muñecas, las pasea en su carrito va a ser un padre excepcional, todavía recuerdo cuando mi niño en una tienda salió por la puerta con una sillita de paseo, se la acabe comprando, su abuela puso el grito en el cielo porque además era rosa, mi pequeño estaba feliz con su nuevo juguete, cuidando de su bebé y ya se había producido un pequeño cambio en la manera de pensar de mi madre y la mía.

Hemos hablado en otras ocasiones de cómo a través de los disfraces los niños se expresan, manifiestan emociones, vencen timideces, desarrollan imaginación y creatividad, es como un juego más, juegan a disfrazarse, a convertirse en otro, aprenden mientras se divierten, es un mundo muy estereotipado, hay diferenciación en disfraces para niñas y disfraces para niños, hay que liberarse de las presiones sociales, dejar los prejuicios a un lado y no hacer diferenciaciones entre niñas y niños, SON IGUALES.

En nuestra Web, muy a nuestro pesar, hemos tenido que hacer distinción por géneros, por un lado los fabricantes ya te marcan la coletilla de niño, niña, hombre, mujer, cuando los disfraces deberían ser NEUTROS, y por otro lado en las búsquedas de Google, siempre se pone el para niño o para niña lo que te deja poco margen de actuación a la hora de poner el título al producto.

Aprovecho el blog para haceros llegar que los disfraces no tienen género, que no pasa nada si un niño se quiere disfrazar de CatWoman ó cocinero y si una niña quiere ser Batman ó policía lo pueden hacer sin problema, no son bichos raros, ni tú eres una mala madre o padre, están deseosos de aprender, de experimentar, explotemos esa inquietud innata, lo importante es que sean lo que quieran ser, se diviertan, se imaginen en diferentes situaciones, serán adultos más felices, más creativos y por supuesto más libres e igualitarios.

Por suerte se va avanzando, poco a poco, en materia de igualdad, ya se ven niños disfrazados de enfermeros o niñas de bombero, cosa que hace pocos años atrás era impensable, hay que seguir trabajando en esta materia, avanzando con paso firme, pequeños gestos de hoy seguro que se verán reflejados mañana, donde esperamos que nuestros hijos sean iguales y libres de violencia de género, empecemos hoy mismo a mejorar.

Como consejo en nuestra página Web, buscar el disfraz que quiere nuestro hijo/a, sin marcar el filtro de género y solamente fijarnos en la guía de tallas para decidir si el disfraz que quiere le servirá. De esta forma aciertas 100% seguro.

Escribe tu comentario

Inicio